domingo, 15 de octubre de 2017

LA ECONOMÍA COLABORATIVA INNOVA TAMBIÉN EN LA GASTRONOMÍA

El surgimiento de nuevos hábitos de consumo y la generalizada tendencia a compartir extienden su brazo, pasan por la cocina y llegan al vecindario. Están germinando proyectos españoles e importados, tentándonos con una experiencia culinaria diferente y atrevida.

A veces, solo el amor por la gastronomía, otras como opción para comer más sano y en un entorno familiar. Otras   para hacer nuevos amigos o porque no  apetece cocinar hoy, ni mañana. Todos motivos válidos para probar el Colunching. Lo que en España se conoce como “Anfitrión 3.0”

Personas que no se conocen y que interactúan a través de redes sociales diseñadas con  tal fin, donde la idea principal es la de consumir conjuntamente aprovechando mejor los recursos. Compartir una comida con desconocidos en un juego en que los comensales se intercambian los roles de anfitriones e invitados según el caso y convengan. Un nuevo acercamiento a la comida casera, afán por comer mejor  y, porque no, conocer gente.
Uh hábito extendido en el contexto turístico pero que empieza a ejercitarse en la propia ciudad, por ejemplo  para sortear una ajetreada  agenda laboral que apenas dispone de tiempo.
Estas plataformas   proponen compartir comida de forma original, ya se trate de una comida en la casa de un particular o contratando a un cocinero profesional para que prepare su especialidad en tu casa. Suele usarse un localizador que te ubica en el mapa y muestra a los cocineros o comensales cercanos a tu posición.
Entre otras plataformas y modalidades tenemos a CompartoPlato, círculo social de personas que comparten porciones  de comida casera. Esta plataforma aún no tiene una aplicación para móvil que seguramente la puntuaría mejor.

Ecofoofnet es una red social creada en España.  Este proyecto ofrece comida tanto recién hecha como congelada, también los usuarios tienen aquí acceso a las ofertas publicadas  gracias a la demarcación del radio de acción personalizado dependiendo de donde se encuentren.

Su filosofía se asienta en promover la conciencia sobre la gestión de recursos alimenticios. En este caso se recibirán puntos o monedas virtuales con los que a su vez podrán pagar platos.
El lema aquí es “Alimentación, sostenibilidad y nuevas tecnologías”.
Puedes acceder a esta plataforma tanto desde el móvil como desde tu ordenador personal. Este portal tiene además la opción para adquirir recipientes que aseguran cuentan con una capacidad óptima para una ración y lo más importante, cumplen con el compromiso de la utilización de materiales respetuosos con el medio ambiente, reciclables y que no desprenden ningún tipo de toxina. Entre sus intenciones está la de crear una moneda virtual que facilite las transacciones económicas por internet.
Normalmente estos sitios cuentan con un medidor de reputación de los usuarios que es lo que va dando confianza a todos para participar.
Qué duda cabe que un buen plato casero suele ser más nutritivo y sano y hasta más deseado, sin embargo, no todos tenemos virtud ni tiempo para elaborarlo.  El éxito de estos emprendimientos termina dependiendo de la capacidad para crear lazos sociales entre los participantes de la red.
La economía es cada vez más colectiva y grupal. Aunque bastante arraigada en países como Francia, en España la experiencia se resiste a ser masiva pero, lentamente va ganando terreno especialmente en ciudades como Madrid o Barcelona.


Buscar el tipo de opción que ofrece nuestra ciudad y probarlo será el primer paso para ponerlo de moda aquí, también en La Coruña.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Tendencias de búsqueda según Google

Estas son las tendencias de búsqueda en España, del día de hoy, pese a que tanto la radio, la tv o los periódicos no cesan de titular y monopolizar la información en el foco catalán, los internautas no muestran interés en el tema.

martes, 26 de septiembre de 2017

SNAPCHAT, un revolución efímera

Ya es una realidad, aunque en España la implantación tardó algo más que en otros sitios, Snapchat es una de las aplicaciones de mensajería más usadas en el mundo.

Su mayor competidor tal vez sea Instagram, pero se disputan también el pódium del éxito, Facebook, Twitter y WhatsApp.

¿Qué es Snapchat?

Una aplicación de mensajería, ya pero…
Su público más fiel es el más joven, los llamados millennials, más hábiles y audaces en el manejo multimedia. Los mensajes basados en fotografías, vídeos o dibujos a los que se añaden texto son conocidos como Snaps y puede controlarse el tiempo que estos están visibles, luego desaparecen. Son mensajes efímeros, atractiva idea para los que no soportamos intuir la basura que guardan los servidores desde los primeros tiempos de Internet.

Sus gafas, conocidas como los Spectacles, prometen crear recuerdos, “desde tu perspectiva”. Incorporan una cámara que permite ir tomando imágenes y publicándolas mientras se participa del momento que se recoge. Cuestan 149,99 € y como ellos mismos dicen, están dirigidas a un público singular. La aplicación es gratuita para iOS y Android y solo para usuarios de más  de 12 años.


Lo que nos tiene enganchados últimamente son sus mapas que permiten una exploración del mundo de forma única.